frutosdeamor
frutoshome
 
 
 
 
  • 4-5 No contristar al Espíritu Santo

1. Nuestra vida espiritual debe ser trinitaria

  • El Padre nos extiende su paternidad.
  • El Hijo paga el precio de nuestra salvación y nos gana el derecho de ser hijos en Él. Jn 3,15
  • El Espíritu Santo es el encargado de ayudarnos a vivir como Cristo, para en Cristo conocer al Padre.
2. ¿Quién es el Espíritu Santo y que hace según el AT?

La característica en el AT es la acción pasajera, muchas veces permanecía mientras duraba la misión del instrumento.

  • Una fuerza dinámica que cambia y transforma a las personas.
    1 Cro 12,19
  • Nos invade. Jc 3,10
  • Reviste a los hombres y los capacita para obras que están por
    sobre sus fuerzas. Jc 14,6-14
  • Es el que nos mantiene fieles y valientes a nuestro llamado. Am 7,14
3. ¿Quién el Espíritu Santo en el NT?
  • El Espíritu Santo permanece en la persona que acepta al Señor.
    Jn 14,23; Jn 12,44
  • Nos lleva a un conocimiento mas profundo de Jesús. Hch 2,12
  • Satura a los que creen en Jesús. 1Cor 15,35-50
4. ¿Cuándo contristamos al Espíritu Santo?
  • Cuando pecamos. 1Jn 3,9
  • Cuando rechazamos sus dones y gracias. Ef 4,30-32
5. ¿Cómo nos mantenemos en su amistad?
  • Cuando reconocemos nuestro pecado.
  • Cuando evitamos el pecado.
  • Cuando somos obedientes.
  • Cuando oímos sus inspiraciones.
  • Teniendo una actitud mansa y humilde. Mt 11,29
  • Aprendiendo a amar como Él nos ama.
  • Reconociendo su grandeza y nuestra pequeñez. Lc 1,46-48
6. Beneficios de mantener la presencia del Espíritu Santo en nosotros.
  • Recibimos el perdón del Padre.
  • Nos guía, nos instruye, nos educa, nos libera, nos transforma,
    nos vivifica, etc.
  • Nos mantiene como herederos de Dios.
7. Dios permite lo que considera oportuno para mantenernos a su lado.
  • Problemas, enfermedades, tribulaciones, pérdidas materiales y humanas.
  • Permite que caigamos cuando a veces ya nos consideramos fuertes, para hacernos comprender que no somos nosotros sino Él el que nos mantiene victoriosos.
  • Luchas de años y a veces de toda nuestra vida terrenal según la misión que tenga reservada para nosotros. 2Cor 12,7-9
Gracias por visitarnos, que Dios te colme de bendiciones.